¡La religión es el opio de los pueblos!

2 oct.

Oye, dónde coño estás metido ¡escribe, compadre!
Hace unos minutos estuvo tocando la puerta un grupito de la iglesia. Ahora están de moda los grupitos de jóvenes proselitistas repartiendo propaganda y biblias, todo muy bien impreso y amable. Jovencitos y con una convicción del carajo. Es como si no se hubieran enterado nunca de que la religión es el opio de los pueblos. Van a las casas de los excomecandela proponiendo reconciliación y unidad, y los comecandela con sonrisas y la candela bien apagadita. Así está Rita, la superrevolucionaria de la cuadra, paseando como todos los días y saludando como si no hubiera pasado nada, y ahora que se puede hablar nadie le dice ¡cabrona! ¡¿tú no eras la fidelista incansable?! Como cuando quiso manipular el resultado de las elecciones del Poder Popular. “Las boletas que tengan un NO, rayadas o alguna obsenidad se deben contabilizar como en blanco”. En la mesa electoral había gente honesta y al final no tomaron la sugerencia. Eso fue después de aquello del Llamamiento al Cuarto Congreso, cuando yo me creí la apertura a la libre expresión y tú no te dejaste engañar, tú conocías la escenografía. Qué días más sabrosos aquellos, cuando nos negamos a participar en la asamblea, y Arnaldo el del Partido conminando a opinar, y nosotros sin levantar la mano, y la gente "estos dos están locos". Yo estaba ilusionado con Gorbachov y la perestroika... Qué tiempos aquellos coño, la perestroika, que sueño echado tan lejos.
Y tú qué estás haciendo ahora, seguiste tallando o qué.

Tu socio



0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home