Cómo me salvo

Ay, Ale, cómo me salvo de la tristeza, cómo emerjo del fin de todo, qué hago con mis ilusiones de grandeza. Cómo hago para que este telón insoportable no caiga sobre mi enanez.




0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home